Discurso del Dr. Fernando Cruz, Presidente del Poder Judicial de Costa Rica

Foro de “Acceso a la información pública en el marco de la Justicia Abierta”

martes 28 de septiembre de 2021, 2:00 p.m.

Dr. Fernando Cruz
Presidente
Corte Suprema de Justicia

Muy buenas tardes a todas y todos.

El día de hoy tengo el gran honor de dirigirme a ustedes, en la apertura de lo que será este foro sobre “el Acceso a la información Pública en el marco de la Justicia Abierta”, actividad que contará con la participación de personas expositoras de muy alto nivel[1] a quienes envío un cordial y fraternal abrazo a la distancia.

Hoy 28 de setiembre se celebra el “Día Internacional del Derecho Universal al Acceso a la Información”, proclamado por la UNESCO el 17 de noviembre de 2015.

Hablar del Derecho Universal al acceso a la información pública, es hablar de un derecho muy propio y característico de las democracias, que ha ido evolucionando con el paso del tiempo, gracias en una gran medida a los avances tecnológicos que cuando se usan para bien pueden democratizar el conocimiento y brindar acceso a información de gran utilidad. La información y el acceso a ella es fundamental. Pero nada más sugiero que la información, no es sólo la que los entes públicos o gubernamentales, sino también las empresas o corporaciones que realizan funciones de un indiscutido interés público. El poder no lo ejerce sólo el sector público formal, también lo ejercen las empresas o entes privados que realizan actividades de un indiscutido interés público, como servicios, actividades de medios, etc.

En este tema ha existido una evolución, una expansión. ¿Y por qué digo de una evolución?, porque si uno examina las actas de la Asamblea Constituyente, logra darse cuenta que la redacción del artículo 27 y concretamente el artículo 30 que configura la base constitucional del Derecho al acceso a la información Pública, en ese momento contemplaba únicamente la búsqueda de información mediante la solicitud de manera presencial ante una instancia o dependencia pública.

Al indicar el artículo 30 que: “Se garantiza el libre acceso a los departamentos administrativos con propósitos de información sobre asuntos de interés público.

Quedan a salvo los secretos de Estado.”

Es interesante los argumentos en torno a la redacción de este numeral, específicamente en el acta número 169, donde el Diputado Desanti León presenta una moción que viene a dar forma a la redacción final de este artículo.

Y justifica dicha redacción al mencionar que: “tal y como fue aprobado en otra ocasión, no era lo suficientemente claro y explícito. De mantenerse esa redacción, el derecho consagrado bien podría resultar platónico, inoperante en la realidad.”

A modo de contexto, lo que se argumentaba en ese momento era si se establecía la existencia de un departamento oficial de información como sucedía en otros países, sin embargo, el plazo que pudiera existir entre la aprobación de la Constitución y la creación de la Oficina, podría suponer dejar ese nuevo derecho fundamental completamente inoperante a la realidad. Como dije, a mi juicio, no sólo se refiere a oficinas públicas, sino a todos los sujetos que tengan información de interés ciudadano.

La visión de los constituyentes fue amplia, destacando en este punto que incluso hoy día, nuestro país es uno de los pocos que no cuenta con una ley de acceso a la información pública debidamente aprobada[2], y el desarrollo de este derecho ha sido mediante línea jurisprudencial de la Sala Constitucional (gracias al parámetro amplio en la redacción del numeral) y algunos decretos ejecutivos que han colaborado a dar forma al mecanismo existente, para solicitar información a las diversas instancias públicas del país. Este es un derecho de vocación expansiva. No importa quién tenga la información, lo relevante es que sea información de trascendencia para el desarrollo de la democracia y los derechos fundamentales.

Sin embargo, la evolución de este derecho bajo un enfoque dentro del principio de transparencia ha encontrado un gran aliado en la tecnología, concretamente en el internet, donde hoy día, cuando la información no se encuentra directamente expuesta y se recurre a la transparencia pasiva, las personas pueden realizar solicitudes de información vía correo electrónico o formularios web, teniendo la institucionalidad pública costarricense, un plazo de 10 días hábiles para brindar respuesta.

Sin embargo, precisamente las posibilidades que brinda la tecnología permiten a las instituciones públicas generar, bajo un precepto de transparencia activa, plataformas electrónicas y sitios web que facilitan la descarga de la información en diferentes formatos. Y ojalá en algún momento todas las instituciones públicas y otros actores privados, puedan hacerlo cumpliendo los estándares propios de los datos abiertos.

Ahora bien, de manera concreta, el foro que hoy se desarrollará pretende abarcar un tema de gran relevancia e interés, como es el acceso a la información Pública, pero concretamente en el marco de la Justicia Abierta, donde los principios de participación, colaboración y transparencia constituyen los pilares para generar nuevos mecanismos de apertura de la información desde la esfera judicial. En el ámbito judicial, salvo ciertas restricciones, existe un compromiso ineludible con la transparencia, en el entendido de los alcances y posibilidades de aquella información que sí se puede liberar, frente a la que es de acceso irrestricto o información de tipo sensible, ejemplo de ello: los expedientes y demás.

Desde ese enfoque de Justicia Abierta, el Poder Judicial ha venido realizando esfuerzos importantes, desde la política de justicia abierta, hasta el gran trabajo que ha venido realizando CONAMAJ, para construir una cultura donde los esfuerzos institucionales puedan acoplarse adecuadamente a estos principios y hacer de este Poder Judicial una institución de puertas más abiertas hacía la ciudadanía.

Asimismo, en mi gestión hemos procurado lograr una mayor transparencia activa de la institución, mediante la creación de herramientas como el Observatorio Judicial, una plataforma web que permite prácticamente en tiempo real ver información de interés de todos y cada uno de los despachos judiciales a nivel nacional. Este sitio ya se encuentra disponible para ser consultado por toda la ciudadanía.

Sin embargo, sabemos que en estos temas como todavía hay grandes retos, lo importante es reconocer nuestras falencias y nuestras virtudes, para trabajar de manera conjunta con la ciudadanía para brindar soluciones reales a las problemáticas existentes. La accesibilidad y la transparencia de la información es uno de los pilares de la vivencia democrática.

Precisamente este tipo de actividades, nos permiten ampliar el panorama, comparar ideas y buscar formas de hacer mejor las cosas.

Deseo finalizar mi intervención agradeciendo al programa USAID, el apoyo y la confianza brindados para lograr materializar estas actividades de tan alto nivel. A mayor transparencia y participación, mayor solidez de la democracia.

A partir de las ideas que he expuesto, les deseo el mejor de los éxitos en el desarrollo de este foro. Aquí surgen nuevas ideas, se señalan deficiencias, para avanzar hacia una sociedad que apuesta a la democracia en serio, no con palabras, sino con el poder de los ciudadanos, de muchos ciudadanos, para que la confianza no venga de la autoridad, sino de la participación, de la credibilidad.

A todas y todos muchas Gracias por su atención.

Lic. Sergio Bonilla Bastos
Licda. Andrea Marín Mena
Lic. Erick Fernández Masís
Licda. Sandra Castro Mora
Lic. César González Granados
Licda. Mónica Chavarría Bianchini
Montaje: Licda. Karen Quirós Fumero
Diseño Gráfico: Iván Pacheco León

Poder Judicial de la República de Costa Rica, ® Derechos Reservados 2021